Los hábitos de consumo digital en México son variados, redes sociales, juegos y videos, comprenden categorías concurridas; no obstante en educación vale la pena preguntarse: por qué no pensar en carreras online.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) en México existen 40 millones de usuarios de Internet, un número elevado si se considera que es un país en vías de desarrollo con una población de 120,08 millones de habitantes. Lo que quiere decir que México se ha integrado a la era digital y forma parte de la comunidad informática global.

Los usuarios de Internet en México navegan diariamente en promedio 5 horas con 36 minutos, siendo los días lunes y viernes los que registran mayor número de cibernautas en la semana. Un dato interesante es que 9 de cada 10 usuarios poseen al menos una cuenta en alguna red social; con relación a este tópico, “el 92% de los mexicanos que tienen internet acceden forma regular a una red social, el restante 8% no visita estos espacios por falta de interés, por protección de datos y por falta de tiempo”.

A tomar en cuenta el tiempo de navegación de los usuarios de internet, mismo que es en promedio la mitad de una jornada laboral, es pertinente pensar en por qué no invertir el tiempo en carreras online. Hoy día contar con estudios universitarios es un requisito para obtener mayores ingresos, los estudios de posgrado eleva la posibilidad de promoción dentro de la empresa, y con un doctorado se aspiran a altos puestos en el nivel jerárquico de la corporación.

La idea tradicionalista de la educación apela a ser dependiente de un docente que imparte cátedra en un salón de clases, no obstante ¿cuántos de nosotros hemos descubierto cosas y adquirido conocimientos en línea de manera autogestiva? Con el paso de los años la web 2.0 ha facilitado la manera de cómo los usuarios de internet interactúan y aprenden a utilizar de forma “inteligente” los recursos online.

Las carreras online en su diseño están pensadas para que el estudiante navegue con facilidad dentro del aula virtual, asimismo que aproveche las revistas, bibliotecas y material didáctico en línea, para obtener el máximo provecho en su proceso de aprendizaje, fomenta de manera paralela, las habilidades para la búsqueda y el empleo de software educativo.

Internet ha cambiado la vida de las personas en la última década, marca un antes y un después en la historia mundial; del mismo modo es hora de transformar la manera en como aprendemos y apostar por la educación en línea, con las herramientas que tenemos al alcance es posible.

Adair Rodríguez
UTEL Editorial

Por qué no pensar en carreras online | Blog - UTEL


Carreras en linea