Tener una actitud positiva puede ser de gran ayuda para todo en la vida, desde aspectos personales y de trabajo, hasta para hacer frente a los momentos complicados que se te presentan en determinadas situaciones y que a veces pueden ser determinantes para tu futuro.

Como una muestra de esto, recientemente pudimos escuchar a Carlos “Carlitos” Páez, uno de los sobrevivientes de un accidente aéreo en Los Andes, en 1972, quien a partir de esa experiencia vivida a los 18 años de edad en la que viajaba camino a Chile, tuvo un cambio de vida decisivo.

“Carlitos” nos compartió algunas reflexiones que podrás leer en este artículo sobre el impacto y la importancia de tener una actitud positiva frente a la vida y cómo hacer para aprovecharla y seguir adelante.

En muchas ocasiones, es necesario dejar de esperar y empezar a actuar, cambiar nuestra actitud. Tienes que hacer que las cosas sucedan. Cuando uno toma una decisión, se abre una oportunidad, pues el mundo no se detiene.

Tener actitud positiva ante la vida

Es importante que tengas una actitud positiva en diversas situaciones, como por ejemplo en la interacción y colaboración con personas o al realizar una tarea. Esto te ayudará a avanzar y a sentirte parte. Ser una persona útil cuando haya necesidades que cubrir te dará un valor agregado y serás de gran importancia en los grupos de trabajo o equipos que participes. Esto debes hacerlo con actitud, fe y pasión, lo que será clave para hacer historias que cambien al mundo.

Debes aprender a trabajar en equipo, a tomar decisiones y tener una alta tolerancia a la frustración, aprender a mostrar liderazgo hacia las personas, creatividad, humor y pasión, pero sobre todo una actitud de crecimiento. Esto marcará la diferencia en todo lo que hagas en tu vida.

El trabajo en equipo

Tú, como ser humano, estás diseñado para trabajar en equipo y debes aprender a colaborar y crear de esta forma para evitar situaciones como la arrogancia, pues ésta está basada en la satisfacción de ciertos logros personales y en ese camino se puede perder humildad y objetividad.

Además, en las organizaciones en general, no se trata únicamente de lo que la empresa puede hacer por ti, sino lo que tú puedas hacer por la empresa. Es una actitud de vida. No se trata de tener historias perfectas, sino de que éstas se vivan con pasión y actitud. Esto servirá para tener crecimiento personal y en equipo.

Puedes empezar haciendo lo necesario, pero tienes que enfocarte para lograr lo que es posible y terminar haciendo lo imposible. Es así que avanzarás como individuo y como equipo.

No olvides que el mundo y lo que está por venir, en gran parte, está en manos de la gente joven. Cada quien tiene su propia historia, por lo que se trata de mirar para atrás, pero de ir para adelante.


Carlos Páez Vilaró, conferencista internacional y que además dirige su empresa de Consultoría en Comunicación y Relaciones Públicas, nos narró la historia de su accidente en Los Andes en el año 1972 desde una visión netamente positiva. Su ponencia fue parte del evento de lanzamiento del Centro de Expansión Profesional. Conoce más sobre el Centro de Expansión Profesional que, como miembro de la comunidad universitaria de UTEL, te orienta y apoya en el desarrollo de tu potencial para que puedas alcanzar tus metas.


Carreras en linea