Estudiar una carrera por vocación es decidirse por aquella disciplina que te gusta y para la que, además, tienes aptitudes. Empezar estos estudios por dinero significa preferir una opción que tenga buena demanda laboral y en la que crees que vas a ganar mucho más que otros.

Ambas elecciones influyen en tu futuro. Implican la forma en que te ganarás la vida para poder ser económicamente independiente y una persona realizada y feliz.

¿Estudiar una carrera por vocación o dinero?

Elegir una carrera requiere de un proceso de orientación y de investigación. Deberás averiguar cuáles son las ventajas y desventajas de estudiar las carreras que tienes en mente e investigar cuál es la realidad en tu país de esas carreras.

Tips para elegir una carrera por vocación o por dinero

  • Busca opiniones de profesionales de esas áreas.
  • Asegúrate de que te gusta la carrera que vas a estudiar y que tienes las cualidades necesarias para ejercerla.
  • Si te involucras en trabajos temporales mientras estudias la carrera que te gusta, irás adquiriendo contactos y podrás conseguir un buen espacio cuando te gradúes.

Lo importante de esta decisión es que sea tomada por ti, no decidas el futuro de tu vida a partir de lo que desean o esperan los demás. Si eliges una carrera siendo honesto y fiel a ti mismo, tendrás más posibilidades de triunfar en cualquier lugar al que vayas.

Factores a considerar en tu decisión

  • Lo ideal sería estudiar por vocación y que esa carrera además fuera rentable.
  • Si sientes pasión por lo que estudias, independientemente de la naturaleza de la profesión, lograrás también tener éxito en términos económicos.
  • Al estudiar por vocación, tienes mayor probabilidad de hacer las cosas bien, lo que con seguridad llevará a que dicha carrera comience a darte frutos económicos.

No siempre estudiar por vocación es rentable, ni estudiar por dinero es tener un futuro asegurado.

Podría decirse que, aun cuando se decida estudiar la carrera más rentable, nada asegura que se logre conseguir empleo y que éste sea bien remunerado; para lograrlo ayuda mucho que se tenga el talento para lo que se estudió.

Hay que tener en cuenta que la carrera que se elige estudiar, probablemente se va a ejercer si no por el resto de la vida, sí por un buen tiempo, lo cual puede sonar un poco abrumador.

El talento, generalmente, suele depender de la pasión que se tiene por el campo de estudio elegido, lo que significaría que, además de mayor probabilidad de éxito, el disfrute por la labor que se desarrolla traería felicidad y satisfacción personal.

Imagínate haciendo toda la vida algo que no te gusta porque decidiste estudiar por dinero. Ahora, imagínate el caso contrario, haciendo toda la vida algo que te genera gran placer y que te apasiona, pero cuyos ingresos no son tan altos; en este caso, tus comportamientos dependerán si estos ingresos, logran suplir todas sus necesidades. Si lo hacen, se estará en un estado de tranquilidad.

Encontrar el equilibrio entre estudiar por vocación o por dinero

Como puedes ver, la elección de carrera involucra diferentes aspectos que no son necesariamente excluyentes.

Sea cual sea tu caso, es necesario partir del aspecto personal, es decir, de aquello que produce mayor pasión. Después de identificar esa pasión, es bueno analizar el aspecto laboral, qué se quiere hacer con esa pasión: enseñar, investigar, ayudar a otros, crear. Para luego ponderar la rentabilidad, pues es necesario ser consciente de las oportunidades económicas que se pueden esperar en determinado campo y las expectativas que se tienen para un futuro.


Carreras en linea