Comercio electrónico, el camino hacia el mercado digital

Comercio electrónico, el camino hacia el mercado digital

Seguramente, antes de la pandemia, ya habías incursionado en las compras por internet, tal vez por alguna plataforma que se dedicaba a la venta de ropa o habías adquirido una entrada para una película a través del sitio web del cine, entre otras cosas. Pero, sin duda, con la llegada de la pandemia comenzamos a depender aún más del comercio electrónico.

Las compras por internet

La posibilidad de vender y comprar por internet existía mucho antes de la pandemia, pero debido a la emergencia sanitaria y a las cuarentenas obligatorias decretadas por las autoridades para reducir la propagación del virus, la cantidad de usuarios que optaron por esta forma de compra aumentó drásticamente. Así, mucha gente que solía hacer solo compras de manera presencial, comenzó a utilizar plataformas digitales para adquirir diferentes productos y servicios.

Pero, ¿cómo se le llama a este intercambio de productos y servicios que se hace de manera digital? Este proceso se conoce como comercio electrónico o e-commerce. De acuerdo con una definición realizada por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), el comercio electrónico es una transacción para la venta o compra de bienes o servicios realizados en redes computacionales a través de métodos específicamente designados para el propósito de recibir o generar órdenes de compra o venta (OCDE, s.f.).

¿Cuáles son los beneficios del comercio electrónico?

Con el e-commerce se amplían los mercados. Las fronteras físicas de la compra se diluyen y una persona que está en Chile puede comprar por internet a un proveedor en México y le llegará su producto por encomienda a la puerta de su casa.

“Mapeando procesos y perfiles para el desarrollo del ecosistema digital” es el título de un informe realizado en enero de 2020 por la Cámara de Comercio de Santiago, donde analizan el avance de la digitalización en los mercados. Las nuevas tecnologías aplicadas al comercio electrónico han generado cambios significativos dentro de las cadenas de procesos, haciéndolos más eficientes, mejorando la visibilidad y transparencia de la información, incrementando la velocidad de respuesta e interacción, cambiando los canales de distribución, e incluyendo a nuevos intermediarios. Esto ha permitido que las empresas y consumidores, además de interactuar en las tiendas físicas, tengan la posibilidad de relacionarse en un nuevo mercado digital caracterizado por una mayor diversidad de bienes y servicios, y una competencia mucho más voraz. (Cámara de Comercio de Santiago, 2020)

Cómo funciona el e-commerce

El comercio electrónico no sólo está modificando los hábitos de consumo, sino que también está reestructurando procesos al interior de las organizaciones. Durante la venta por canal digital, es posible identificar diferentes procesos que entran en acción y que son necesarios para generar una experiencia de compra fluida, desde el momento en que el cliente visita la tienda online hasta la atención postventa. Los expertos coinciden que el mundo de e-commerce se trata de estar centrado en el cliente, por lo que es necesario ver el desarrollo del canal digital como un proceso integral y estratégico que requiere de innovación y estructura tecnológica para alcanzar la trazabilidad, además del personal capacitado, tanto a nivel digital como técnico. (Cámara de Comercio de Santiago, 2020).

De acuerdo con lo anterior, sin duda, se debe contar con una infraestructura tecnológica adecuada que permita entregar una buena experiencia de compra al usuario. Pero ¿de qué hablamos cuando nos referimos a infraestructura tecnológica? En el ámbito tecnológico cuando se habla de infraestructura, se hace referencia a las plataformas de software y elementos de hardware sobre los cuales se sustentarán todas las actividades, en este caso todas las relacionadas con el comercio electrónico, mismo que se realiza desde casa, por ejemplo.

La infraestructura hardware, podríamos decir que, es el lugar “físico” donde se pondrá la tienda online. Para poder elegir el hardware que se va a utilizar es necesario analizar la cantidad de tráfico que se quiere llegar a tener; para la cantidad de clientes conectados es necesario tener en cuenta que se debe contar con servidores que permitan gestionar una gran cantidad de ventas a la vez y que pueda soportar las transacciones. Existen diferentes tipos de hosting que se pueden utilizar, algunos de ellos son: hosting compartido, hosting dedicado, servidor privado virtual (VPS) y VPS basados en Cloud escalados.

Por otra parte, está la infraestructura software, que es la parte que le añade la funcionalidad a la tienda online, es lo que va de “cara al cliente”, aspecto, facilidad de uso (que la página sea amigable), gestión de stock, seguridad, etc. Para elegir la infraestructura software, se deben conocer los tipos de plataformas que existen y en que hosting pueden funcionar mejor, algunos de los tipos de plataformas que existen son: plataformas open source o código abierto, plataforma de desarrollo a medida, software as a service (SaaS o Cloud) y plataformas con licencia.

La forma en que las empresas realizan la comercialización de productos y servicios está cambiando significativamente y junto con ello el comportamiento del consumidor, es por eso que es importante analizar bien el mercado para ofrecer una solución eficiente y acorde a las necesidades del consumidor. Además, siempre se debe tener en mente que estando en un mercado tan competitivo, el diferencial que tengan las empresas y plataformas será un tema de gran valor para que las personas prefieran comprar en un sitio u otro.

Esperamos que ahora tengas un poco más claro este tema del comercio electrónico o e-commerce y si estás interesado en aprender más acerca de éste te invitamos a ponerte en contacto con alguno de nuestros asesores, quienes te compartirán más información acerca de la oferta académica de Universidad UTEL.

 

Botón contacto

 

María José Ramírez D.

Equipo de Branding & PR UTEL Internacional

 

Referencias

Cámara de Comercio de Santiago. (enero de 2020). Obtenido de Cámara de Comercio de Santiago: https://www.ecommerceccs.cl/wp-content/uploads/2020/01/eCommerce_B2C_en_Chile_2020.pdf

OCDE. (s.f.). Obtenido de OCDE: http://www.oecd.org/general/searchresults/?q=e-commerce&cx=012432601748511391518:xzeadub0b0a&cof=FORID:11&ie=UTF-8