La maestría en Ingeniería y Tecnología Ambiental tiene como propósito inmediato exponer las tecnologías disponibles en el mercado capaces de afrontar y corregir los impactos ambientales procedentes de la generación de residuos o del vertido de efluentes líquidos y gaseosos.

La maestría en Ingeniería y Tecnología Ambiental cuenta con un amplio campo de aplicación en la industria, ya que toda actividad y proceso de transformación requiere de la administración de riesgos para proporcionar condiciones seguras de trabajo; así como de la prevención y control de la contaminación de acuerdo al marco normativo.

Algunos ejemplos de aplicación de la Ingeniería y Tecnología Ambiental.

Residuos sólidos

En la actualidad, existen diversas técnicas de aprovechamiento de los residuos para reincorporarlos al ciclo económico y productivo por medio de la reutilización, el reciclaje, el compostaje, la lombricultura o cualquier otro manejo, lo que conlleva beneficios sanitarios, ambientales, sociales o económicos. (Aguirre, 2018).

Además, hay actividades que tienen como base una evaluación ambiental, con el fin de prevenir, mitigar, controlar o corregir las problemáticas. Por ejemplo, la estación de clasificación y aprovechamiento (ECA) que tiene proyectos de Ingeniería Ambiental y Sanitaria cuenta con una visión al impacto social y se construyó en la finca Alto de la Cruz, la cual mejoró el aprovechamiento de los residuos sólidos en el municipio de Cáqueza (Gutiérrez, Palacios, Vigoya y Rico, 2018).

Plan de saneamiento y gestión ambiental

En la actualidad, Colombia tiene más de once millones de habitantes rurales; una tercera parte no cuenta con soluciones adecuadas de saneamiento básico (Carrasco, 2016). Esta situación se relaciona con casos de morbilidad y mortalidad por enfermedades como la diarrea (Ronderos, 2006). En consecuencia, es indispensable garantizar condiciones de saneamiento básico para mejorar la calidad de vida, el desarrollo económico y la sostenibilidad de los recursos naturales.

Desde la academia, se han diseñado diversos planes de saneamiento, como el del barrio Gran Britalia de la localidad de Kennedy (Bogotá, D. C.) o el de la vereda Hato Grande del municipio de Suesca (Cundinamarca). Estas estrategias optimizaron el manejo de los residuos sólidos, el control de los vectores y la sensibilización frente a las problemáticas ambientales (Cuéllar, Vargas, Vargas y Romero, 2018; Nogales, Restrepo, Sáenz y Novoa, 2018).

Contaminación atmosférica y odorífera

Es posible realizar estudios de la calidad del aire en el ámbito intramural, mediante la formulación de alternativas de mitigación y control en poblaciones puntuales. Por ejemplo, Beltrán, Bolaños, Fuentes y Rodríguez (2018) diagnosticaron el nivel de exposición del material particulado diez micras (PM10) dentro de la Institución Educativa La Granja del municipio de Zipaquirá (Cundinamarca).

Los autores determinaron que la concentración de este contaminante superaba el máximo permitido por la norma, por lo cual se implementaron filtros de lecho de carbón activado, diseñados en función de la cantidad de material particulado para remover. Los filtros se pusieron en los sitios del colegio que presentaron la mayor concentración de PM10. Además, se instaló una barrera verde en el costado norte de la institución, con el fin de evitar la llegada de polvo desde un paso vehicular aledaño sin pavimentar.

Es importante mencionar que la ejecución de este tipo de estrategias garantiza el mejoramiento de las condiciones medioambientales y sanitarias de las comunidades vulneradas y vulnerables, que son las más beneficiadas y las que, desde la práctica, tienen un mayor interés por este tipo de proyectos.


Carreras en linea