5 Tips para asumir el liderazgo ante la adversidad

5 Tips para asumir el liderazgo ante la adversidad | Blog - UTEL

Ante situaciones apremiantes, actuar con inteligencia significa asumir el liderazgo para guiar al equipo por la senda correcta, ¿Cómo conseguirlo?

Aprende a ser un líder

Visión y capacidad de solución de problemas, son dos de las características importantes que debe poseer el líder, sus decisiones tienen que tener peso para modificar las situaciones o romper con la inercia negativa. Ante una atmósfera negativa, es él quien toma las riendas del grupo y guía las acciones que le den claridad al conflicto presente.

Hay liderazgo de distintos tipos: por nombramiento, cuando un superior lo designa, por status, es decir su posición en un escalafón y por decisión, cuando se elige por consenso gracias a sus méritos conseguidos. Invariablemente el líder deberá poseer las mismas características siempre, con la distinción de que su aplicación dependerá del contexto en el que se sitúe.

A continuación 5 tips para asumir el liderazgo ante la adversidad

Evalúa y emprende. Un líder se anticipa a los cambios  y asume riesgos, tiene la habilidad de detectar amenazas y descubrir debilidades, sabe cómo actuar para revertir el accionar improductivo.

Posee iniciativa. Desarrollar habilidades directivas es una particularidad del líder, él sabe motivar a los demás cuando el ánimo decae, el carisma aquí juega un papel importante ya que eso sumará en cómo es percibido.

Persuasión. El lenguaje asertivo es clave en situaciones de crisis, cualquier desacierto en el discurso puede derivar en la fractura del grupo, así una comunicación eficaz es clave para el liderazgo.

Escucha activa. Antes de actuar, el líder atiende, sabe de las necesidades de su gente y procede acorde al común acuerdo, jamás el liderazgo debe entenderse como intervenir unilateralmente, por el contrario es la suma de fuerzas y la energía del grupo aquello que da empuje al líder.

Temple. Actuar de manera íntegra es el máximo objetivo de cualquier líder, esto conlleva conducirse con ética, flexibilidad y calidad moral, esto no es sinónimo de gallardía, lo que debe distinguir a un líder del resto, es su calidad humana.

Ante las adversidades hay que intervenir con diligencia, no perder los estribos y despotricar, es precisamente en las situaciones de crisis cuando el liderazgo se impone y toma fuerza. Hoy en día esta capacidad es valorada por las empresas, se ha convertido en una competencia indispensable, por tal motivo hay que fomentarlo a través de nuestras acciones diarias.

 

Adair Rodríguez

UTEL Editorial


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *